Caballos Sierra Nevada

Exploración y consolidación de rutas

ATENCIÓN: el autor no se hace responsable de los accidentes que se puedan producir emulando aventuras parecidas a esta. Por favor, absténgase de hacer cosas que estén por encima de su nivel de equitación o el de sus caballos. Asesórese y déjese guiar por profesionales en todo momento.

Montar a caballo en Granada, Sierra Nevada. Una parte muy desconocida de nuestro negocio, y lo que yo creo que es el núcleo duro de la aventura, es la exploración y consolidación de nuevas rutas. Cuando se decide ir de un sitio a otro siguiendo una ruta aproximada, lo primero miras cartografía e empiezas a investigar. La parte de investigación es crucial.

Cándido con Legendario. De fondo el Mulhacén y la Alcazaba.

Una vez hecha la parte “intelectual” queda la parte que muchas empresas ignoran: la parte de exploración real de la ruta propuesta y de sus problemas. Es un trabajo ingrato, peligroso y caro. Uno debe estar preparado para encontrarse cualquier cosa y, en muchos casos, vas a ciegas. Nunca vayas sólo y elige muy bien que caballo vas a llevar. Yo, si pudiera elegir, siempre llevaría mi mejor caballo para estas cosas, pero en ocasiones necesitas domar o probar a ciertos caballos y los eliges para ver si pasan la prueba. Si lo haces así, ten cuidado, pues le añades un plus de peligrosidad importante.

La alberca de Covatillas y Tajos Negros

Para estos menesteres elijo muy bien a mis compañeros de viaje. Normalmente suelo ir con Cándido, mi amado primo, vaquero con más de 25 años de experiencia con las vacas y las veredas. Cuando voy con él, si se puede pasar por algún sitio, pasamos. Las fotos son de ayer, en una etapa de 32km, con un desnivel de subida de 1400m y un desnivel de bajada de 1300m, con algunos puntos con una pendiente del 27%.

Ventisquero a 2300m de altitud

Otro bonito divertimento que tenemos en mi zona es la nieve. Otro plus de peligrosidad. La nieve está preciosa en las fotos y en sitios llanos y apacibles, pero la nieve es una trampa mortal en montaña con caballos (ya hablé de ello). Especialmente peligrosos son los ventisqueros, pues no sabes lo que hay bajo ellos ni su profundidad (ADVERTENCIA: amigos, no paséis ventisqueros a caballo, mucho menos subidos en el caballo).

Ventisquero de nivel 8. Si te caes o se cae el caballo te matas. Me di la vuelta andando para hacer esta foto de por donde habíamos pasado. Al fondo se ve la vereda.

Bueno, pues llegamos a cierto punto, única vereda de paso, barrancos. El sitio se llama Barranco del Espolón. Opciones: pasar o desistir, pues es el único camino viable. Tensas la cuerda y pasas. A veces tienes suerte y pasas, otras sales en los periódicos como accidente de montaña con caballos y helicóptero de rescate. Visto ahora, debo decir que  fue un error. No teníamos que haber pasado. Había dos pasadas, no sé cuál de ellas era más peligrosa. En la segunda saqué la cámara y tomé alguna foto.

Aquí es donde caballos y jinetes se juegan el pescuezo

Por favor, no hagáis barbaridades así. Jamás crucéis un ventisquero expuesto sin crampones ni piolet ni un buen guía de montaña. Jamás, pase lo que pase, lo hagáis con caballos.

Por si no fuera lo bastante interesante, al final había una piedra como un demonio

El gran Luis Miguel lo llama Equitación Alpina. Los franceses lo llaman Equitación de exterior. Otros lo llaman equitación de travesía. A mi me gusta llamarlo equitación deportiva de ocio. Lo que está claro es que dista mucho de ser una clase de tanda en una pista de arena con un caballo que va por su sexta hora de clase.

Su-Tung-Po, el caballo que llevaba yo, con el segundo ventisquero al fondo

Con los dos ventisqueros por donde habíamos pasado al fondo. En esta foto se aprecia un poco más el salvajismo cometido.

Y creo que por hoy ya habréis pasado un buen rato. Besos, parabienes y alabanzas.

El Camino de Santiago a Caballo: de Almería a Santiago

1353km recorren desde Almería a Santiago, atravesando España de extremo a extremo. Ahora puedes hacerlo a caballo con nosotros.

Primeros dos días de ruta: de Almería a Abla.

Viernes 10 de Febrero por la tarde Llegada a Almería
Sábado 11 de Febrero Almería-Alboloduy
Domingo 12 de Febrero Alboloduy-Abla

Apto para todos los niveles de equitación, aunque se recomienda cierta forma física. Posibilidad de traer caballo propio.

Plazas muy limitadas. Para más info y reservas, llamar al 616256704 o por email victorfernandez@lasencinillas.com

Montar con mal tiempo: no hay mal tiempo, solo mala ropa

Montar con mal tiempo. No es que uno lleve toda la vida montando. Además yo soy muy ignorante. Hablo desde mi corta experiencia de unos años montando en Sierra Nevada. Todas las fotos son mías, así como las mentiras descritas 🙂

encinillasinviernomediaYo cada vez estoy más convencido de que en la equitación en España hay pocos deportistas. ¿Por qué? Un deportista que practica su pasión al aire libre lo hace en cualquier condición meteorológica, es más, tal vez por eso le gusten los deportes al aire libre. En mi caso, si decido montar a caballo, nada va a conseguir impedírmelo. Por supuesto que sería de tontos el hacer una ruta demasiado larga con mal tiempo a sabiendas, o no cambiar a una ruta más fácil poniendo en peligro la seguridad. Pero no porque caigan cuatro gotas dejo de montar.

img_3610

Esa foto es de hace unos años, tomada el 8 de Diciembre, a 2000m de altitud. El caballo es Curro.

Además hay otro grave problema: no hay libros ni a quién preguntarle. La gente raramente monta como deporte o aventura y ya casi no quedan vaqueros (los auténticos conocedores de lo que es montar en cualquier condición y terreno) y cuando das con alguno el hombre hace lo que puede y mira con envidia tus botas.

Bueno, pero empecemos. Lo voy a dividir en dos partes:

claseseq5

a) Montar en el exterior, pero en una pista o similar y dejar de montar cuando llueve. Es el caso de los niños del club, niños cuyas edades desde 6 años los hace blanco fácil del frío. En este primer caso sólo voy a hablar de lo que no considero llevable, concentrándome en lo que llevar en el siguiente apartado.

Los montañeros saben que los tres puntos donde más calor se pierde son: cabeza, brazos y piernas. Estos tres puntos deben estar muy protegidos. Además, en equitación, dada la rigidez, los pies y el congelamiento de los dedos es un punto crítico.

botaplastico

Las botas de plaśtico no sirven para el frío. Si quieres que se te congele el pie es la forma más rápida de lograrlo. Como además te suden los pies, directamente se te congelará el sudor dentro de la bota.

guantesbaratosLos guantes baratos no están a la altura. Hay guantes de muchos tipos, y no es casualidad. Cada uno sirve para una cosa. En equitación, además, tienen que permitirte trabajar con ellos: apretar equipo, hacer nudos y, sobre todo, que notes contacto con las riendas. Los guantes baratos no están a la altura, o bien no protegen ni siquiera del frío o bien son demasiado gruesos y no son usables (como llevar guantes de esquí).

bufandaparamontar

Ahora nos queda la cabeza. Llevamos el casco y deberíamos llevar una chaqueta de cuello alto o en su defecto una buena bufanda como la de arriba. Para los muy frioleros y los que lo soporten yo recomiendo un pasamontañas u orejeras, o una de esas bandas para taparse las orejas.

El resto de cosas, en este caso, no es tan complicado. Calcetines calientes, incluso con packs calentadores, unos pantalones de montar (breeches) de invierno y chaquetas de diferentes grosores.

IMG_4571

Esa foto la tomé llegando al refugio del Poqueira en Sierrra Nevada, a 2500m de altitud, un mes de Octubre, nevando.

b) Una ruta larga de varias horas o un día. Ruta larga de una semana. Preparado para cualquier tipo de inclemencia meteorológica en cualquier época del año y por terreno donde puede nevarnos.

Vamos a por lo realmente complicado. El mismo enunciado ya parece una aventura. Montar y estar resguardado sean cuales sean las condiciones meteorológicas.

Aquí, por suerte o por desgracia ya he hecho mi mili, con diversas aventuras. La cosa, por supuesto, se complica si el jinete está gordo y/o suda mucho, pues la transpiración será mayor enemigo que el agua o la nieve.

botinesenduro

Esos son mis botines de verano. Son caros, pero estoy muy contento con ellos. Son unos botines de raid, aptos para andar por cualquier terreno y para pasar muchas horas montando. Son muy transpirables, pero no son impermeables.

Empecemos por los pies.

El problema es complejo: para una ruta larga hace falta un calzado cómodo, con el que puedas andar un par de horas por un pedregal, resistente a la lluvia y al agua y que mantenga el pie caliente. Además, si es impermeable, debe ser transpairable. Ya son muchos requerimientos, por ejemplo, nada de plástico ni cosas baratas, incluso nada de botas altas, aunque sean de cuero y de las caras. Yo nunca he tenido botas altas caras, pero no creo que se deba andar muy bien por la montaña con ellas. O sea que yo me decanto por botín + polaina.

Aquí hay dos tendencias: piel o sintético. Antiguamente sólo había la opción de la piel: un buen botín de piel, bien engrasado, es impermeable y transpirable, además de cómodo. Es una opción que yo nunca he probado pues no llevo nada de piel y creo que si te pones alguna cosa de piel, debes llevarlo todo de piel (no me gusta el botín de piel con polainas sintéticas). Alguna vez, por no tener otro calzado he montado con botas militares altas, bien engrasadas, y la verdad es que me ha ido bastante bien.

ariatbotin

Unos de mis botines soñados, con piel exterior y especificamente diseñados para montar a caballo.

Entonces hablaré de botines sintéticos o con mezclas de piel, como el de arriba, que es un Ariat (parece ser una de las mejores marcas del mundo, en España apenas se ve, ese modelo no se comercializa en España). Son botines impermeables y transpirables, muchos de ellos con Gore Tex y capas de Thinsulate. Las suelas están diseñadas para montar muchas horas y van bastante bien andando. Usan suelas antideslizantes en muchos casos. Son caros (unos 200€) pero merecen la pena. A ver si Ariat me regala unos para probarlos 🙂

Mucha gente usa botas de montañismo: aunque es una opción aceptable, que yo mismo practico en la actualidad, no la recomiendo por el peligro de quedar estribados, porque son botas pensadas para ser cómodas al caminar, no al montar y en general son realmente pesadas. Yo a día de hoy uso unas botas de montañero altas, de GoreTex y que van bien contra fío, lluvia y charcos… En esto de las botas he de hacer una confesión: en las excursiones largas yo llevo dos pares. El motivo son los malos tragos que he pasado, hace tiempo es una ruta larga pasamos un río, congelado, a pie. Por supuesto no iba a quitarme las botas: me pasé los dos día seguientes con el pie congelado y chorreando y maldiciendo mi falta de previsión. Desde entonces, aunque ocupen mucho, llevo un segundo par de botas, totalmente protegidas del agua, por lo que pueda pasar. Fue lo que me pasó el día de la foto de abajo, aquella vez no me paso nada por llevar botas de recambio y ropa totalmente seca para cambiarme en cuanto llegué a destino.

 

Guejar Sierra - Poqueira

Cuando llegamos al refugio del Poqueira, a 2500m de altitud, calados hasta los huesos, el único que llevaba ropa y botas secas era yo. Había una pequeña habitación con una estufa para que los montañeros intentaran secar sus prendas allí. En toda la noche no se secaron ni los guantes.

Capítulo aparte merecen los calcetines. Yo siempre he usado calcetines buenos, aunque se que hay calcetines térmicos que son mejores. Por supuesto no servirán de nada si la bota no es transpirable. A ver si empiezo a probar los calcetines de montar caros este año.

Sigamos con las manos: los guantes

guantesnorthfaceSi queréis sobrevivir, olvidaos de los guantes baratos. Unos buenos guantes os pueden costar 100€. Hace ya mucho tiempo que los alpinistas y navegantes resolvieron este problema, nos llevan años de ventaja en equipo. Yo me compraría sin dudarlo unos guantes North Face o similares, de dos capas (dos en uno). El interior es un guante de Thinsulate, muy abrigado, pero que no es impermeable. El exterior es un guante largo de GoreTex, 100% impermeable y transpirable. Además notarás las riendas con ellos. Si no llueve, no necesitarás la segunda capa normalmente.

Si seguís leyendo, debe ser porque os interesa el tema.

La ropa de la parte superior: chaqueta

chaquetaroja

Esa es la chaqueta que uso actualmente. Proviene del mundo de la vela.

Aquí realmente hay mucha controversia. Mucha gente (y muchos libros) recomiendan ponchos y-o gabanes. Uno de los motivos por los que los defienden es porque se cubre a la vez las piernas del jinete, la silla y parte de la carga. Hay gabanes y ponchos de todos los modelos, pero, sobre todo los ponchos, por regla general, no son transpirables. Para rutas suaves (como el Rocío) pueden que vayan bien, para mi gusto no están a la altura si de verdad hace mal tiempo, si la persona transpira mucho y, sobre todo, si hace mucho viento. Yo estuve a punto de tener un accidente por culpa de un poncho y una ráfaga de viento inesperada, caballos asustado, paso peligroso… Aquella vez escapé bien, pero no va a volver a pasarme. O sea, que como resto de equipo yo recomiendo chaqueta de GoreTex y similar y pantalones con pecho y tirantes también de GoreTex. ¿Qué pasa? Aquí el presupuesto se dispara y hay que gastarse un pastizal en dicho equipo. La chaqueta que yo llevo ahora tienen una membrana y no va demasiado mal. La compré de oferta en unos grandes almacenes. Tiene detalles técnicos (termosellados, bolsillos calientes, colgadores para cosas, puños para evitar que entre el agua, capucha de verdad, reflectantes…) En general estoy contento con ella, a ver si Trango se apiada de mí y me regala una de sus magníficas chaquetas de alpinismo de GoreTex. Si eres un gordo sudoroso como yo lo que te congelará será tu propio sudor, no compres nada que no sea muy transpirable.

10945655_1537138259893708_6828139628222797556_n

Ahí se me ve con sus dos buenas cuartas de nieve y la chaqueta.

Lo cierto es que aún no la he probado en clima infernal: veredas complicadas, agua nieve con rachas de viento, temperaturas como para congelarse. Espero no tener que probarla en breve.

Respecto a lo que hay que llevar por debajo de la chaqueta hay que seguir la teoría de capas que usan los montañeros, prendas transpirables, técnicas y forro polar. Con eso iréis bien y protegidos de vuestro propio sudor. Yo siempre me compro camisetas interiores Aigle por lo bien que van, a pesar de la barbaridad que cuestan.

La controversía de gabanes y ponchos me perseguirá por siempre. Mi opinión actual es que eso estaría muy bien hace 50 años, pero hoy día las prendas deportivas técnicas han sufrido una evolución mucho más rápida que la ropa específica de equitación. Tal vez porque hay poca gente lo suficientemente loca como para montar en estas condiciones.

Lo último: los pantalones

IMG_0436web

Esa dramática foto es del año pasado, en Febrero, a 2000m de altitud. No deberíamos habernos metido allí. Los preparativos nos salvaron aquel día de algún accidente.

Bien, ya lo llevamos todo impermeable y transpirable. Los pantalones deben ser lo mismo, con el añadido de que para montar necesitamos libertad de movimientos (al igual que en el alpinismo). De nuevo me iría a pantalones de GoreTex, que tal vez colocaría con un pantalón interior transpirable. Es una zona crítica: el agua que chorrea de la chaqueta no puede calar y, menos aún, la que chorrea de los pantalones no se nos puede meter en el interior de las botas. El conjunto debe ser totalmente estanco y hermético.

IMG_0441web

Figo aquel día debía pensar que estaba loco por meternos por allí, y con razón. Más adelante los solté y ellos siguieron solos el camino, sin jinete, y nosotros abriendo huella por la nieve (a pie)

Correciones, insultos y demás en los comentarios 🙂

Granada a caballo: Güéjar Sierra – Granada – Beas de Granada – Prado Negro – Güéjar Sierra

IMG_1013webGranada a caballo, ven a ver la Alhambra y el Sacromonte y sigue tu camino con tu caballo en un apasionante viaje de tres días / cuatro noches.

 

Día uno: Guejar Sierra – Granada.

IMG_0974webDespués de dejar Guejar Sierra, nos encaminaremos dirección noroeste y cruzaremos antiguos cortijos, viñas y campos de olivos, atravesando Guejar, Quentar y Dudar.

IMG_0978webEn el camino comeremos en una fonda local, probando la comida del lugar y de la temporada.

IMG_0971webDespués de cuatro-cinco horas montando en la orilla del río Darro llegaremos a Granada.

IMG_0981web IMG_0983webEn el Sacromonte, con suerte, podremos asomarnos a sus cuevas y sus gentes a la luz de algunas cervezas.

Segundo día: Granada – Prado Negro.

IMG_0991webDespués de levantarnos y preparar los caballos, estamos listos para marchar dirección norte, siguiendo el refrescante valle del río, entre álamos y campos de cultivo.

IMG_0997webClaro, tanto los caballos como nosotros, necesitaremos agua para continuar. No hay mejor lugar que en la fuente situada junto a la iglesia de Beas de Granada.

IMG_1001webSeguimos dirección norte, con algunos pasajes que ponen a prueba a jinetes y caballos.

IMG_1003webCruzaremos una cantera, que nos transporta a un paisaje lunar.

IMG_1004webY hoy comeremos entre pinos y helechos.

IMG_1009webSeguiremos la ruta después de comer y alcanzaremos otro río en el que refrescarnos y dejar que las monturas retocen.

IMG_1014webEn el camino siempre encontramos cabras y vacas…

IMG_1020webY finalmente llegaremos a Prado Negro después de seis-siete horas montando.

Tercer día: Prado Negro – Guejar Sierra.

Dirigirse hacia el sur es siempre más fácil…

IMG_1023webSiguiendo una ruta completamente diferente, cruzaremos Quentar y el pantano de Quentar.

IMG_1040webY llegaremos a casa después de 6-7 horas montando.

IMG_1035web

ChinaEnglish